Demasiadas opciones ¿un error de Apple?

¿Tim Cook lo ha hecho mal? No, claro que no; maneja la empresa de tecnología más importante de los últimos años, es difícil pensar en un mejor sucesor de Steve Jobs. Desde sus inicios, los productos de Apple están basados en sencillez usando óptima tecnología para un usuario que no quiere complicaciones. Se ha posicionado en términos de marketing con productos que hacen pagar al consumidor más dinero a cambio de lo que ellos pensarían es una mejor experiencia. Indudable su efectividad como negocio, cada año rompen récords y en muchas ocasiones la gente hace largas filas para poder conseguir las últimas versiones de los aparatos.

Productos apple

 

Muchos piensan hoy que Apple ha perdido su capacidad para innovar y quizá sea así. Un producto tan revolucionario como el iPod, iPhone o el iPad no puede salir cada año. Por lo que a la empresa se ha concentrado en mejorar y optimizar sus aparatos que han revolucionado al mundo. Hoy la apuesta de innovación está en el Apple Watch, ¿tendrá un espacio en nuestras vidas? ¿revolucionará el mercado? ¿Crearán un nuevo nicho? Ya veremos, pero mientras tanto vale la pena un análisis sobre cómo ha cambiado la experiencia de compra de los productos que hoy más fidelizan a un consumidor.

Me encantan los productos de Apple, pero ¿saben qué extraño?, el no tener elección. Aun cuando se supone que escoger entre características de un producto para personificarlo debería ser visto como una ventaja para el consumidor. Por ejemplo, hoy cuando voy a tomar un café en Starbucks tengo tantas opciones que llega a ser hasta complicado pedir un café a tu gusto. Antes te conformabas con un sencillo café americano estandarizado y no vivías en la frustración por no poder elegir entre leches, shots de sabores o tu nombre en el vaso. Pienso que Apple está viviendo un proceso de convertirse en una empresa que facilitaba la decisión de compra de sus productos a una que no lo hace.

Cuando Steve Jobs presentó el iPhone, había un modelo con diferentes capacidades de espacio. No había colores ni tamaños de pantalla o una versión anterior para poder compararse. Era un iPhone y no había algo mejor, lo aceptamos y fue un producto triunfador. Nos impresionó la experiencia del usuario y nadie tuvo dudas sobre si había un mejor iPhone. Cuando lo comprabas tenías el sentimiento de haber adquirido la mejor versión del producto ya que no había más.

FE DA 120911iPhoneJobs425x283

 

La evolución del iPhone a lo largo de los años fue en términos tecnológicos pero también en diseño. La decisión era básicamente presupuestaria dependiendo la capacidad de almacenamiento que se podía adquirir. Evolucionó y llegó el momento en que ya no era nada más de un color oscuro, ahora había también color blanco. El consumidor la tenía todavía bastante fácil, tenía que decidir si lo quería de un color o de otro, y el espacio de almacenamiento (decidido por presupuesto). Sin embargo, a partir de este momento se sembraba la duda sobre si habías elegido el mejor color. No era tan dramático porque no impactaba tanto en la experiencia de usarlo. El iPhone blanco fue símbolo de modernidad y de evidencia ante los demás que tenías el iPhone más moderno porque en las versiones anteriores sólo había color negro.

Pasamos por varias mejoras cada año hasta que llegó el iPhone 5 en donde se hizo más grande la pantalla. Al año siguiente salieron dos versiones de iPhone 5, el 5S y 5C en donde por primera vez hubo que elegir entre tecnologías y muchos colores. El 5S era más caro pero tenía el impresionante Touch ID, mejor cámara y procesador. Salió un color nuevo, el dorado y para el 5C salieron como 5 colores. Entonces el consumidor que quería modernizar su iPhone tenía primero que decidir si quería el 5S o el 5C, y escoger entre al menos 3 colores, ello sin considerar que todavía podía comprar una versión anterior, el iPhone 4S.

La incertidumbre que sentía el consumidor al elegir todavía estaba bajo control aún cuando ya eran bastantes opciones. La decisión se tomaba principalmente por presupuesto y diseño sin embargo esto generó por primera vez que existieran usuarios que compraron la última tecnología de iPhone (5C) existiendo una versión superior (5S) que no pudieron pagar. A partir de ese momento, la diferencia era visual pero también tecnológica, si tenías un 5C, era la última tecnología con un menor procesador y acabados de plástico. El tiempo confirmó que aunque se vendieron suficientes 5C, la gente que deseaba el mejor iPhone; prefería hacer un esfuerzo presupuestario extra por una mejor experiencia. Resultado, el 5C al día de hoy está descontinuado y el 5S sigue vivo.

En mi opinión el fenómeno de toma de decisión se salió de control en 2014 cuando Apple hizo lo impensable, presentó dos iPhones con prácticamente las mismas características tecnológicas pero de diferente tamaño: el primero fue el iPhone 6 que representa la evolución natural del iPhone a una pantalla moderadamente más grande. El iPhone 6+ tiende a ser una phablet es decir, la combinación de una tableta y un smartphone, por ello un tamaño a todos ojos gigante para un teléfono casi cercano a un iPad mini. Ambos iPhones tienen su ventaja, el 6 es compacto y liviano mientras que el 6+ tiene una increíble pantalla y ligeramente mejor vida de la batería.

Si nos ponemos a pensar, Apple permite elegir ahora: 3 colores, 3 capacidades de almacenamiento y 2 tamaños, es decir si las matemáticas no me fallan: 18 posibilidades. Si tomamos en cuenta que el iPhone 5S siguen existiendo en 3 capacidades de almacenamiento y colores, tendríamos un total de 27 opciones. El tener que elegir entre 27 opciones basado no solamente en presupuesto, sino en color y en cómo quieres vivir la experiencia del tamaño de tu iPhone, complica el proceso para decidir efectivamente el que quieres. Aun cuando te sientas seguro de la opción que has escogido, siempre habrá un ¿qué pasaría si hubiera elegido otro color u otro tamaño?

NewImage

Con el iPad algo fue algo similar; salió el iPad con tres capacidades de almacenamiento y opción para solo Wifi o con datos celulares de color negro. Unos años después se pudo elegir el iPad blanco y posteriormente el iPad mini con las mismas opciones. Salió el iPad Air y el iPad Mini 2 sin descontinuar los modelos anteriores. En 2014 finalmente salió el iPad Air 2 y el iPad Mini 3 con 3 capacidades de espacio y la posibilidad de tenerlo en dorado. Lo anterior nuevamente sin sacar del mercado las versiones anteriores. Si hoy quiero un iPad tengo 6 tipos (iPad 4 generación, iPad Air 1 y 2, iPad mini 1,2 y 3), en 3 capacidades de almacenamiento y en 2 colores, en el caso del iPad Air 2 y Mini 3 son 3 colores, es decir 42 opciones.

No manchen.

No soy un purista de los tiempos de Steve Jobs pero él tenía una teoría que me parece muy comprobable hoy. Steve no daba opciones para elegir, te daba el producto que pensaba óptimo y mejor sin opciones. Su trabajo era decirte qué producto era el correcto y producirlo. Ello no hacía sentir mal al consumidor porque simplemente no había frustración o indecisión. Cuando elegías tu producto sabías que no había una mejor versión y que no te estabas equivocando.

El día de hoy si quiero un iPhone nuevo habrá que decidir como siempre primeramente en términos presupuestarios. Después de ello hay que jugar con dos grandes variables que son el tamaño del aparato y la capacidad de almacenamiento. ¿Me conviene irme al iPhone 6+ con menos almacenamiento o al 6 con más almacenamiento? Quién sabe, pero lo cierto es que cuando escojas te quedarás pensando si elegiste bien. El iPhone 6+ se puede descartar de inmediato por ser muy grande pero también te puede llamar la atención por lo mismo, ¿buena idea? ¡Está grandísimo! Si tenías un iPhone 5S el cambio es brutal, ya que ahora se siente más en el bolsillo ya que pesa más y tiene mas volumen. Y se pone mejor, cuando hayas terminado de decidir esto, sigue saber de qué color te gusta más (y después la funda…).

No se pasen; ¿cómo esperan que un consumidor no se sienta frustrado al no saber qué elegir? Aun cuando el smartphone no sea lo más importante para uno, es un aparato que se usa diario y representa gran parte de nuestro esparcimiento y productividad. Todos queremos tomar la mejor decisión que nos permita nuestro presupuesto y que se adapte a nuestro estilo de vida y personalidad. Ahora que hay tantas opciones, siempre te estarás preguntando si no estarías mejor usando otra versión o color.

He sido de aquellos que se pregunta todo el tiempo si hizo la elección correcta. Me gusta mi iPhone 6+ pero extraño lo cómodo que era usar una versión más pequeña y manejable. Sin embargo, cuando veo la pantalla, es comodísima para leer y adoro usarlo. Odiaba meterlo en el bolsillo de mi pantalón y aunque todavía no es cómodo, se vuelve más tolerable. Cuando tomo un iPhone 6 en la mano me siento más cómodo para escribir y manejarlo. No dejo de pensar en la posibilidad de cambiarme a un iPhone 6, pero me conozco, si usara uno, estaría añorando la pantalla del 6+.

NewImage

 

Aunque hay gente que se siente segura de su compra ya sea porque fue para lo que pudo pagar o está conforme con su decisión, habrá que aceptar el proceso de compra del iPhone no fue tan fácil como en anteriores años donde no teníamos que preguntarnos ¿cuál es el mejor? Si hoy navegas en redes sociales vemos innumerables vídeos y textos en donde ayudan o o aconsejan que iPhone conviene comprar más. Incluso a mi me preguntan mucho cuál es el mejor y la respuesta ahora es siempre la misma: *depende*. Esto no debería pasar, debería ser una decisión sencilla y práctica.

También se deben plantear bien los nichos y espacios de los productos que Apple comercializa. Hace tiempo había iPhone y MacBook. Steve Jobs exitosamente explicó la manera en que se justificaba una tercera categoría en medio de estos dos, el iPad. Sin embargo mientras más se moderniza el iPhone, más va hacia la experiencia del iPad y el iPad entre más evoluciona se hace más chico, como uun iPhone (iPad Mini). No entiendo; creo que alguno entre el iPhone 6+ o el iPad mini sobra, no hay espacio para los dos. No parece inteligente confundir así al consumidor. Al hacer esto la decisión se torna más complicada de lo que ya era.

Anteriormente era claro que un iPad y un iPhone no eran aparatos similares, ahora la decisión no es tan evidente. Sumemos entonces este factor a la toma de decisión ¿si ya tengo un iPhone 6+ para qué quiero el iPad (o viceversa)? ¿Justifica tener un iPad si tienes un iPhone 6+? Si tengo un iPad mini, ¿tendría que comprar iPhone 6? Porque ahora el consumidor se preguntará si es lógico tener un iPhone 6 y un iPad.

¿Se fijan? Estas preguntas no existían antes y no éramos infelices. Me molesta pensar en escoger una combinación de aparatos para luego pensar que la óptima era otra cuando las condiciones cambien.

Pues así son las cosas ahora. No me gusta este rumbo que toma Apple y ahora que se rumora el iPad Pro y viene el Apple Watch, ¿cómo se va a poner esto? Se complica más porque ahora el iPad Pro competiría contra la MacBook Air y el Apple Watch (con mil opciones para personalizarlo) para qué se va a usar ¿mayor portabilidad? ¿Entonces debería quedarme con un iPhone 6 plus y un Apple Watch y olvidarme del iPad? Tener Apple Watch, iPhone 6 plus (o 6) , iPad y MacBook como que no va a ser posible para todos en términos presupuestarios. Aun cuando haya el dinero para comprar todos el usuario tendrá que escoger dos o tres de éstos por practicidad.

 

NewImage

Apple no debe dar más variedad a los productos. Pienso que debe dar las menores elecciones posibles en cuanto a tecnología y diseño. A nivel marketing parece mejor dar a elegir al cliente pero no es así. La satisfacción integral de un comprador es mayor cuando se lleva un sentimiento de triunfo sin frustraciones ante escenarios alternativos o decisiones complicadas.

Apple necesita definirse y no complicar a sus clientes la compra de sus productos. Se extrañan esos días en que era claro lo que querías y no te podías frustrar al pensar que había otras opciones que quizá pudieron haber funcionado. Ojalá vuelvan esos días pero el rumbo que se ve para Apple no perfila así. La compañía seguirá haciendo muchos millones de dólares en los próximos años pero tengo claridad en que no está dando a sus consumidores ese sentimiento de triunfo y seguridad que lo caracterizaba antes.

Demasiadas opciones ¿un error de Apple?

iPad Air 2 – reseña OBG888

Tengo un iPad Air 2 desde hace un par de semanas y he tenido oportunidad de compararlo con el iPad Air 1 y antecesores. Les comparto la experiencia de usarlo y la recomendación para considerarla como una opción para su próxima tablet.

Experiencia de compra

Tuve la oportunidad de viajar a USA hace unos días. La compré allá porque en ese momento todavía no salía en México. Utilicé la opción de compra en línea y recogerlo en la tienda de Apple. Originalmente había escogido el modelo dorado con 128 GB y conectividad celular. La uso mucho y acostumbro llevar muchos documentos y videos ahí por ello prefiero sufrir lo menos posible por espacio. Cuando estaba ahí, decidí cambiarla al color negro (space gray). Sentí que el marco blanco le da modernidad pero pierde un toque ejecutivo que a mi me interesa. Eso no implica que la dorada o plateada se vean feas, para nada, están muy padres pero esto es cuestión de corazonada al momento que la ves.

Cuando llegué a la tienda de Apple cabe decir que había fila de más o menos unas 30 personas para intentar comprar un iPhone 6 o 6 plus. Pasé varias veces frente a la tienda y siempre había más gente que en un Starbucks a hora pico. Es indudable el éxito del nuevo iPhone.

Conseguir un iPad Air 2 es claramente más sencillo que un iPhone 6 / 6 plus. Sabemos de antemano que hay muchos menos usuarios de tabletas que de smartphones. También que la gente tarda más tiempo en querer renovar una tableta que un teléfono. Por lo cual es asumible que si deseas comprarla, lo más seguro es que no batalles para conseguir el color y espacio que desees. A este momento ya está disponible para México en línea y también en las tiendas locales.

Para recoger el iPad no tuve que hacer la fila, en cuanto supieron que iba a recoger una orden ya hecha, me atendieron y en 5 minutos estaba listo, incluso con la solicitud de cambiar el color original (que era dorado). Elegí la nueva funda completa color azul petróleo. La razón sobre una cubierta fue que como siempre la traigo conmigo, la posibilidad de que caiga o se lastime es alta si no está bien protegida. Normalmente uso funda de color negro pero este azul me latió por ser nuevo y en mi opinión, elegante.

Especificaciones

Lo primero que destaca del iPad Air 2 es lo liviano. De verdad, incluso sobre un iPad Air 1 que en sí era ligera, la nueva versión se siente como una hoja de papel. Es realmente muy finita, tanto que pensarías que puedes llegar a sentir que no tiene el poder que realmente encierra. Es increíble que una computadora tan poderosa esté dentro de tan poco espacio, es muy perceptible y bienvenido. Aun si tu punto de referencia es un iPad Air 1 notarás inmediato menor peso y agilidad. Si vienes de una generación anterior a ésta, será muy contundente lo ligero y manejable que se siente el iPad Air 2, te enamorarás de inmediato.

Esta sensación de ser delgada se pierde poquito cuando le pones la funda completa (pero es por su propio bien). Aun con funda, cuando la sostienes, es claramente más liviana que cualquier otro iPad.

Destaca a la vista de inmediato su Touch ID ya que es la primera versión del iPad que lo tiene. Funciona muy bien, como estamos acostumbrados aquellos que lo venimos haciendo desde un iPhone 5S. Reconoce tu huella perfectamente y ahora puedes desbloquear tu iPad de manera muy ágil usando tu dedo sobre el botón de home. Si bien es prescindible, es una gran adición que transmite una mejor experiencia. La verdad es que a diferencia del iPhone, en el iPad me ha costado trabajo acostumbrarme a que está ahí, es decir, la sigo desbloqueando poniendo el código. Me imagino que pasando el tiempo se volverá un hábito usar el Touch ID.

Pantalla

La pantalla es otra de las características que podrás percibir de inmediato. El retina display del iPad Air 2 es disfrutable como en todos los aparatos de Apple que cuentan con esta característica. Creo que al ser más delgada, el retina display luce más, incluso le bajé el brillo al que usaba normalmente con el iPad Air 1.

La característica innovadora de la pantalla es que ahora tiene tecnología para reflejar menos la luz solar. No se ve perfectamente con exceso de luz (como un reloj digital) pero ahora se ve mejor que anteriores generaciones, en las que era imposible ver la pantalla cuando había mucho sol (la playa por ejemplo). La pantalla ahora se ve como un iPhone de moderna generación a la luz del sol, es decir, tolerable.

Cámara

No soy muy fan de usar la cámara para fotografías con el iPad. Incluso me da como risa ver a la gente utilizar el iPad como si fuera una cámara fotográfica. Yo creo que aún con una cámara mejorada se ve chistoso tomar fotos con iPad, pero ahora las fotos no van a salir de baja calidad como antes.

El iPad Air 2 trae una cámara mejorada de 8 megapixeles que es superior a cualquier iPad de generación anterior. Ello implica que las fotografías ofrecen una mejor resolución. Una foto con un iPad Air 2, aunque incómoda de tomar, ya no será algo que te deja en desventaja frente a la calidad de una con iPhone. Las fotos salen nítidas y a buena resolución, sin duda una de las mejoras más importantes respecto al iPad Air 1 (aunque la cámara creo que se usa poco).

Procesador y rendimiento

El nuevo chip A8X es el más evolucionado que tiene Apple para iOS y el iPad Air 2 es el único aparato que lo tiene (ni siquiera el iPad Mini 3). El iPad Air 1 no era lento pero el 2, vuela. Se siente muy veloz cuando abre aplicaciones y procesa algo. Las páginas de internet en Safari también son más rápidas para cargarse. Si vienes de cualquier antecesor al iPad Air 1, vas a sentir que tu iPad ahora es del tiempo de las cavernas. El procesador será posiblemente el elemento diferenciador más importante de esta nueva generación de iPads, el problema es que como es algo interno, no luce en el exterior y muchos no podrán valorarlo. Lo necesitas probar con aplicaciones y cuando lo haces, es evidente lo increíble que es.

La he utilizado para lectura de PDFs con algunos documentos que son llenos de imágenes y texto. Estos mismos que en iPads anteriores tardaban en procesar para cambiar de página. Aquí no ha sido el caso, cambias de página y prácticamente no lo sientes procesar.

Todo el beneficio que hemos hablado como el menor peso y mejor procesamiento tiene un pequeño precio, la vida de la batería. Probablemente para ahorrar espacio y mejorar el tamaño el iPad Air 2 tiene una batería poco más chica que el iPad Air 1. Apple promete 10 horas en condiciones “normales” de uso para el iPad Air 2. Con el mismo uso que le daba a mi iPad Air 1 sí he sentido que le dura menos la batería, no es un drama pero sí dura ligeramente menos. Revisando algunos sitios se mide entre un 8 a 10% menos que un iPad Air 1. Eso no me gustó pero no es razón para condenarlo. La vida de la batería es buenísima y superior a la mayoría de las tabletas que existen, mi psicópata interno lo nota pero el promedio de la gente no lo hará.

¿Vale la pena comprarlo?

Habrá más de una fuente de prestigio que habla de colocar al iPad Air 2 como la mejor tableta que hay al momento. No lo dudo, pienso que funciona de maravilla dando mayor ligereza y portabilidad. Utilizar uno es como sentir que el futuro no está lejos.

Si estás pensando en comprar tableta y no tienes ninguna, compra iPad Air 2, vale la pena. Personas con iPads anteriores al iPad Air 1, la diferencia en el peso y la velocidad de procesamiento será muy evidente. Si actualmente usas el iPad para productividad y ya siente lento, notarás una diferencia muy perceptible. Si puedes costear la inversión adelante, no te vas a equivocar.

Si tienes un iPad Air 1 difícilmente puedes justificarte cambiarla. Las mejoras son muy buenas pero considerando costo-beneficio lo más seguro es no hay motivo suficiente para gastarte en pasar del Air 1 al 2, quizá te conviene esperar a la siguiente generación.

El iPad Air 2 es sencillamente lo más perfecto que puede haber hoy como tableta, es portable, veloz y muy poderoso. Es muy difícil encontrarle defectos; si le quieres encontrar tres pies al gato, el único que tiene es durar un poco menos en batería que la generación anterior, pero en el uso rutinario esto ni se va a notar. Vale mucho la pena.

Finalmente mi recomendación es muy positiva para el iPad Air 2, ¿te quieres comprar la mejor tableta en su tamaño? Adelante, es ésta.

Contacto:
@OBG888

iPad Air 2 – reseña OBG888