Star Wars, Force Awakens – Reseña OBG888 (sin spoilers)

Sencillo: Lo lograron, Star Wars está de regreso.

Uno de los más grandes retos en el mundo cinematográfico será cubrir las expectativas de los fans más soñadores, veteranos y fieles de una saga que tiene tradición de casi 40 años. Star Wars nos cautivó a muchos desde que fuimos pequeños con una impresionante historia de ciencia ficción y logró innovar en los ochentas cuando realmente no había punto de comparación. Después, con gran ilusión, vinieron las precuelas que muchos han clasificado como lo peor que pudo haber pasado. Algunos pensamos que si bien tienen su encanto, se perdió la esencia de Star Wars entre mucha intriga política, malos diálogos y situaciones forzadas.

  
Pasaron varios años en que la serie quedó estancada sin darle novedades a los fans. Disney compra los derechos de Star Wars y se pone las pilas para producir contenido y aprovechar lo mucho que se pueda hacer con Star Wars. Con gran gusto recibimos hace unos años la noticia de la filmación de la secuela de los episodios IV, V y VI. Se aclaró que para ello se dejaban de reconocer las historias posteriores que en la época de Lucas eran las versiones oficiales de lo que sucedía después. Por lo anterior nadie sabía lo que sucedería aún cuando existieran novelas oficiales escritas de la secuela. Desde que vi lo que Disney hizo con Marvel, me sentí tranquilo pensando que Star Wars había pasado a buenas manos; y no me equivoqué, la nueva película está por mínimo a la altura de las expectativas y en lo personal, las superó.

La persona que tenía que escribir y dirigir una secuela de este tamaño, debía no sólo ser un genio cinematrográfico y guionista, se necesitaba ser fan y querer esta saga. J.J. Abrams es todo lo anterior y ha logrado lo que parecía imposible: innovar en algo con bases tan sólidas, que retarlas era realmente muy difícil sin molestar a la audiencia. Las expectativas de todos eran altas y sin duda el trabajo que ha entregado es tan glorioso que me cuesta trabajo encontrarle defectos y sinceramente no tengo ganas de encontrarlos. Seguro que habrá gente capaz de encontrar problemas, pero la verdad creo que es un error verla con un ojo demasiado crítico y no como lo que es, una digna continuación de una de las mejores historias de ciencia ficción que existe (para mí, la mejor).

También desde que vi el trailer me pareció que las cosas iban a salir bien. Tuvo el equilibrio de emocionarnos y mostrarnos una buena probada de lo que venía sin enseñarnos demasiado. Épico el cierre del trailer terminando con una épica con la toma de Han Solo y Chewbacca que llegó directo al corazón de todos los fans. Aún considerando lo anterior creo que hay que calibrarse un poco, sobretodo aquellos que somos treintones o cuarentones y que vimos las primeras películas de niños. Cuando uno es niño y sobretodo en aquel tiempo que no había muchas opciones, nuestra capacidad de imaginación e impresión era mayor. Como adulto, uno es crítico y realista pero aún así estoy seguro que todos aquellos que somos fans de la saga entraremos con ganas de que nos guste y es con ese ánimo les sugiero verla.

  
Star Wars Force Awakens respeta la escuela de la trilogía original con momentos que son muy parecidos particularmente a Episodio IV. Es una película que deja muchos espacios para que el espectador llene por sí solo lo que ha pasado en los 30 años después del sexto episodio. Lo anterior no es malo, nos ahorra explicaciones y está tan bien manejando que dichas aclaraciones no son necesarias. Desde que comienzan las clásicas letras amarillas junto al estruendo de la incomparable música de John Williams, uno entiende lo que está sucediendo y puede fluir eficazmente para quedar atrapado en la trama.

Los héroes de la saga original son muy importantes y son respetados. Cabe decir que no son los personajes sobre los que gira la historia, pero su rol tiene suficiente peso para no ser desplazados de una forma que incomode. Hay un sinfín de momentos que rinden tributo a las películas anteriores, pero con el talento de ceder la estafeta con gran elegancia a los nuevos personajes que serán los principales protagonistas en esta trilogía. El ritmo con el que corre la película es buenísimo, aún en las escenas donde no hay acción, estaremos atentos y estimulados para lograr una maravillosa conexión con los personajes. Entre muchos momentos melancólicos, ver de nuevo al Halcón Milenario hacer nuevamente de las suyas es un sentimiento de emoción que no se puede explicar. A cada paso que evoluciona, existen un gran número de escenas y situaciones que nos hacen sentir como debe ser Star Wars, imaginando y disfrutando de una trama bien hecha con aventuras y acción (y sin duda alguna, gran sentido del humor).

  
Excelentes actuaciones en el rol de cada uno de los personajes que no están forzados ni exagerados. Me gustó mucho el casting de los nuevos protagonistas al no tener actores famosos o “caritas” pero que trabajan con gran calidad y entendimiento de sus personajes. La verdad es que cada uno está perfectamente ejecutado y ninguno está exagerado; se ven reales. Daisy Ridley en su papel de Rey ha hecho una gran actuación y se ha abierto un lugar como protagonista central de la nueva trilogía con éxito. Sus motivaciones como las de Finn y Poe son genuinas cuadrando de manera entretenida en los personajes que se han ganado un lugar en la histórica saga. Mención aparte el sonado BB8 quien pintaba para ser el “Jar Jar Binks” y caernos gordo a todos. Para nada, BB8 es la onda y tiene su propia personalidad generando una empatía bien trabajada con el espectador. Kylo Ren, el antagónico que vimos desde el trailer usando su peculiar lightsaber, se me hacía débil para llenar los zapatos que en su momento fueron del gran Darth Vader. Definitivamente Kylo Ren es diferente a Vader pero nos presenta un villano que tiene su propia personalidad y sin dejar esa esencia de misterio, logran ubicarlo en un nivel en el que tiene potencial para crecer y volverse un clásico.

  
Los efectos especiales lógicamente son de primera y habrá quien los critique, sin embargo hay que aceptar que se fusionan con el ambiente perfectamente. No distraen al espectador por su buen o mal desempeño, simplemente fluyen y permiten centrarse en lo importante. Para mi gusto, lograr eso, nos lleva a que los efectos especiales están muy bien logrados no sólo por su tecnología sino por cómo se integran en la evolución de la película. La decisión de Abrams de usar lo menos posible la “pantalla verde” es atinada porque permite ambientaciones excelentes en cada uno de los escenarios que vemos.

Star Wars Force Awakenses una gran película y lo digo pensando en aquellos que son fans y quienes no lo son. Brilla con luz propia y estructura cimientos robustos para las siguientes producciones. Me da algo de melancolía pensar que Abrams ya no va a dirigir las siguientes pero por lo que veo se queda en la producción por ello hay que pensar que la saga se queda en buenas manos. No sé si estoy exagerando pero creo que este señor se va a convertir en el Spielberg de esta generación. Para la dirección y guión de esta película tomó riesgos bien calibrados y sus ideas que fueron buenas se ejecutaron con éxito.

¿Les recomiendo verla? Sí, no se la pierdan. Desde los niños hasta adultos disfrutarán de una gran película que entretiene desde el primer minuto. ¿Fue exagerado el hype? No lo creo. Pienso que la expectativa ha sido cubierta y en mi caso quizá superada. Esta película es el mejor regalo de navidad y la buena noticia es que todavía hay cuerda para rato ya que los años que vienen habrán bastante contenido y en 2017 el episodio VIII. No se la pierdan, espero que la disfruten tanto como yo.

Aviso: En breve habrá una reseña con spoilers sobre mi opinión de algunas escenas de la película

  

Anuncios
Star Wars, Force Awakens – Reseña OBG888 (sin spoilers)