Mexicanos al grito de octavos

El lunes fue un día que no olvidaremos los que disfrutamos del buen fútbol en México. Después de mucha incertidumbre logramos nuestro primer gran objetivo en el torneo más importante del mundo. Es interesante hacer memoria de lo mal que estaba la selección hace un año. ¿Recuerdas que casi no calificamos? Tuvo que intervenir la suerte y una jugada histórica de chilena para que México tuviera derecho a jugar el mundial. Hoy el sentir es de orgullo y de mucha ilusión gracias a un magnífico partido frente a Croacia.

Me gusta de esta selección no solo los buenos resultados sino la manera en que lo ha logrado. Con arbitrajes en contra, el equipo se ha mantenido concentrado. También se nota algo que faltaba en la selección, menos individualidades y más trabajo en equipo. Un maestro el señor Herrera para lograr esto con “estrellitas” tomando el equipo tres meses antes del mundial. Hay muchos jugadores que han sido ejemplo pero particularmente estoy impactado positivamente con el liderazgo de Márquez (que Chepo ya ni lo llamaba a la selección) y de Memo Ochoa. No por ello hay que demeritar el gran trabajo de Moreno, Herrera, Vázquez, Guardado e incluso el buen Chicharito que se reencontró con el gol. Ha sido un placer lleno de emociones verlos integrarse.

Yo sé que hay un grupo de gente que con argumentos habla de lo mucho que nos roba el gobierno mientras sucede el fútbol. Yo pienso que se puede disfrutar de este deporte y sobretodo de los triunfos sin perder de vista las cosas importantes. Seguro que es una distracción, pero tampoco es que dure todo el tiempo. Cada quién es responsable del nivel de manipulación que sufre por un factor externo. No es consecuencia del fútbol las muchas áreas de oportunidad que tiene nuestro país y no debemos amargarnos con ello.

El domingo será un día que en fútbol, viviremos contadas veces y si bien se ha logrado calificar anteriormente, esta vez fue diferente porque nos han devuelto alguien en quien creer. Acostumbrado a que nos fallen, esta selección a la que se le iba con el corazón pero no con apuestas, nos ha cumplido a los mexicanos. Lo que nos prometió, pasó y a eso no estamos acostumbrados en México. Además tenemos la gran oportunidad frente a Holanda de lograr algo más grande y olvidarnos del “ya merito”. Espero que dicho fantasma no aparezca el próximo domingo.

Me daría mucho gusto en lo particular que la selección logre avanzar más. Este país necesita un triunfo de algo que realmente le importa. Ya sé que es un distractor y que hay muchos triunfos en otros foros a los que no se les da tanto peso. Aún con ese pensamiento creo que podemos darnos unos momentos para disfrutar de esto. Siendo uno de los principales promotores del uso del fútbol para manipular masas, estoy disfrutando mucho ver a mi país unido por algo. Me gusta ver a la gente contenta y gritando porque está feliz. Me alegra vernos unidos aunque sea para que nos dejen gritar “put*” en el estadio.

Felicidades a esta selección y mi agradecimiento por la emoción que me ha dado verlos participar en este mundial. Espero que el domingo nos regalen una mejor pincelada de lo que ya le han dado a este país. Una afición tan fiel y apasionada no merece menos.
 

Mexicanos al grito de octavos