Opinión sobre la Keynote de Apple (7 de septiembre)


A continuación una breve reseña y opinión sobre lo presentado por Apple el pasado martes 7 de septiembre. Habría que decir que no fue la conferencia más dinámica o impresionante que han dado. Lo anterior quizá porque ya se sabía mucho y ello echa a perder un poco la sorpresa para los que somos fans.
Toco los puntos que me parecieron más relevantes no con fines informativos sino para dar una opinión o porque fueron los que más llamaron mi atención. La conferencia completa está en la página de Apple y también se puede ver desde el Apple TV. No he revisado pero normalmente también las ponen en YouTube.

Los puntos que consideró clave son:

Habrá Mario Bros en iOS

Un paso histórico para el mundo gamer ya que por primera vez Nintendo traerá a tus queridos personajes a otra plataforma que no es suya. Me alegra que comience esta tendencia y me entusiasma pensar que otros personajes y juegos podrían comenzar a abrirse paso.

Fecha de salida de los nuevos sistemas operativos

El próximo martes 13 de septiembre Apple permitirá a los usuarios actualizar sus dispositivos iOS y Watch OS 3. En el caso de MacOS Sierra será hasta el 20 de septiembre. Me llaman la atención todos pero el que más me intriga es el WatchOS 3 que al parecer convierte al Apple Watch en una máquina totalmente distinta en términos positivos. A partir del mismo será probable que muchos quieran darle una oportunidad al reloj.

Pokémon Go para el Apple Watch

Lo que más me impresionó no fue que existiera sino que se le diera foro y tiempo en el evento de Apple. Ello nos habla de lo fuerte que ha sido el fenómeno y el potencial que se le ve en un futuro.

Apple Watch Series 2

La siguiente generación del Apple Watch ha llegado sin cambios muy dramáticos pero los que hubieron son muy interesantes particularmente para ciertos deportistas especializados.
+ Me pareció muy interesante que ya es totalmente a prueba de agua. Se puede sumergir hasta 50 metros (¡que es mucho!). Yo antes nadaba y ciertamente me frustraba no poder usar mi Apple Watch para contar las vuelas y medir las calorías. Quizá esta nueva versión me anime a nadar otra vez.
+ GPS. No me interesa tanto, pero para aquellos que son corredores esto puedes ser el punto que detone su compra. El potencial que une hay para aprovecharlo es basto. Buenísimo que sea independiente del iPhone. Me pregunto si a nivel de seguridad personal pueda servir (enviar tu ubicación si eres despojado del teléfono)
+ Nueva versión en cerámica. Se ve padre pero no creo que valga la pena. Interesante que silenciosamente quitaron el Apple Watch Edition (el de oro). Me parece bien, no iba con el espíritu que busca normalmente Apple.
+ Versión especial Nike con algunos aditamentos especiales para corredores. No me encantó el diseño pero sin duda un aparato específicamente para este fin que deberá ser un gran compañero para quienes disfrutan de este deporte.
+ Procesador 50% más rápido. ¡Qué bien! Pienso que aunque fue lo menos lucidor, un procesador más ágil junto con lo que ya propone el sistema operativo Watch OS 3 va a permitir que verdaderamente se disfrute la experiencia en el Apple Watch. Particularmente las aplicaciones que en la versión actual no se usan por ser tan lentas.

iPhone 7 y 7 Plus

Los invitados más importantes del evento. Representan el 60% del margen que tiene la empresa y por ello no pueden fallar.
Cuestionamientos como siempre sobre la poca innovación de Apple en el tema. Hay que entender que el iPhone es un producto que está en madurez, mucha de la innovación viene de perfeccionar lo que ya funciona.

  • Adiós por fin a la versión de 16GB y bienvenida la de 256 GB.
  • Nuevo color Jet Black que se ve increíble pero será un imán de huellas y arañazos. Los otros cuatro colores se conservan.
  • Mejoras a la cámara. Me encantaron y quizá la parte más vendedora del producto. En el 7 Plus incluso una cámara dual que permite hacer zooms conservando la resolución. Habrá que probarlo, pero si han resuelto el problema de las fotos oscuras en cuarto cerrado, habrá valido la pena. Tener este iPhone implica que salvo que seas un profesional, ni de broma habría que tener una cámara
  • Mejora de batería. Nadie, pero nadie se va a quejar de esto.
  • Resistencia contra el agua y polvo. Al parecer ya no será problema que se nos caiga a la taza del baño o que se moje en la lluvia. Me dio la impresión que no será posible nadar con él pero definitivamente es más resistente contra accidentes.
  • Adiós puerto de audífonos. No me gustó la manera en que lo vendieron. Esto no se hace por “coraje” o para probar un punto. Se hace de una manera razonada y con un riesgo calculado. La idea es buena y había que dar el paso sobretodo si tendrá beneficios internos y de batería. Me siento incómodo al perder este puerto pero hay que adaptarse y no lo veo tan difícil.
  • Mayor procesador. No hicieron mucho ruido al respecto, pero viene súper bien. Uno da por hecho que el teléfono responde casi al ritmo de nuestras indicaciones y no se retrasa. Cada vez las aplicaciones son más ambiciosas y tener un rápido procesador nos permite disfrutarlas mejor.
  • Botón de home tipo “force touch”. Una decisión necesaria si el iPhone va a ser contra agua. Ahora tendremos una sensación de apretar el botón y no será así. No puedo dar una opinión porque no lo he probado pero la idea me agrada.

Opinión sobre la Keynote de Apple (7 de septiembre)

¿Necesitas pretexto para comprar un Apple Watch? Ya lo hay, la salud

En mi propia experiencia sé que hay ocasiones que nos cuesta mucho trabajo cuidar rutinariamente la salud. En un mundo lleno de actividades y estrés es complicado pero no por ello deja de ser importante. En la vida moderna del estudiante o ejecutivo, la evolución de la tecnología promueve más sedentarismo detrás de una pantalla que en otras épocas. Independientemente del giro en el que estés trabajando, es muy posible que muchas de las actividades se realicen frente a una computadora o en eternas reuniones de “trabajo”. El reto está en encontrar tiempo y espacio para mover el cuerpo y también encontrarle el gusto por hacerlo.

El iPhone ha sido un primer aparato que me ha ayudado a hacer más ameno el proceso de ejercitarme gracias principalmente la posibilidad de poder escuchar música y en ocasiones ver videos. También las aplicaciones para registrar avances y alimentos me han hecho ameno el cuidado de mi salud. Me ha ayudado mucho integrar al iPhone, pero desde hace unas semanas estoy usando el Apple Watch que si darme cuenta, ha mejorado significativamente el cuidado y monitoreo de mi salud.

title

Como ya lo he comentado en mis primeras impresiones, el Apple Watch no hizo una gran diferencia en mi vida al comenzar a utilizarlo. De hecho podría decirse que me molestaba, ya que había sido muy feliz viviendo sin reloj en mi brazo. Podría decir que llegó el momento en que hasta me arrepentí de comprarlo… ¿para qué me compré esta mugre? mejor hago todo desde mi iPhone y me ahorro un dinero. Siempre tuve claro que era una primera versión y que todavía falta para llegar a su máximo potencial, pero sí llegó el momento en que no entendía en qué mejoraba mi vida tener un Apple Watch.

Después de la normal curva de adaptación, este malvado aparato se ha abierto un espacio en mi vida de una manera que no imaginé. No siento que me haya hecho particularmente más productivo y aunque claro, puedo usar Siri y contestar mensajes desde el reloj, podría hacerlo desde mi iPhone sin mayor problema. El Apple Watch ha impactado positivamente mi vida en el seguimiento y cuidado de mi salud.

Los que hayan actualizado el iOS de su iPhone notarán que hay una nueva aplicación con unos círculos multicolor que se llama Actividad. El objetivo es tener metas en cuanto al movimiento y ejercicio del día. Se nutre por el momento y a mi entender, a través de la información que le manda el Apple Watch. Esta aplicación te pregunta objetivos diarios en tres matices, número de veces que debes pararte después de periodos de estar sentado, ejercicio y calorías. Uno pone sus objetivos con base a personalidad y estilo de vida.

title

Tener el Apple Watch en mi brazo todo el tiempo le permite monitorearme para ayudarme a tener prácticas saludables y registrarlas en la app de Actividad. Resulta evidente que dicha invasión a la intimidad con el Apple Watch, no es aceptable para todos, ya que además de ser algo invasivo, te interrumpe con notificaciones. Por ejemplo, la más clásica es el objetivo de levantarse y moverse después de largos periodos de estar sentado. ¡Párese! ¡a moverse! y pues la verdad he intentado hacerle caso en medida de lo posible. Cuando me da la alerta, me levanto por un minuto y me muevo un poco. Aprovecho para hacer una llamada o platicar con alguien sobre algún tema pendiente. Obvio no siempre es posible levantarse, pero hago lo más por hacerlo ya que entiendo que me hace bien y corresponde a una meta que yo mismo puse (y que puedo desactivar si quiero).

El Apple Watch te pide que le digas qué tanta actividad tendrás y te pone un objetivo de calorías quemadas al día. Está midiendo en todo momento tu actividad y sabe cuántas calorías quemas por lo que te mueves, caminas y ejercitas. No me había percatado que era tan poco lo que yo generaba de calorías fuera de una rutina de ejercicio. Para hacerlo divertido, la aplicación de Actividad te permite revisar cómo vas y el momento en que te estás acercando a la meta, manda una notificación. Por supuesto, cuando logras tu objetivo, te felicita y muestra el logro completado. Es una tontería, pero ahora me motiva llenar ese circulito de calorías y cumplir la meta.

title

Finalmente cuando hago ejercicio mide mis pulsaciones y además las calorías que he quemado. También se puede poner una meta de ejercicio diario y con un círculo te indica si lo has completado. Para ello el Apple Watchviene con una aplicación de Workout en donde te propone ejercicios cardio o musculares. En mi caso he utilizado camitata y bicicleta elíptica. Por cada entrenamiento puedes poner una meta de calorías, de tiempo o como yo lo prefiero, libre.

Aquí viene un problemita que probablemente se solucione en la siguiente actualización. La aplicación de Workout mide las calorías que has quemado durante el entrenamiento y en mi personal experiencia, no corresponde a lo que sale en las máquinas de carrera o elípticas. Normalmente el Apple Watch me da un 20% menos; no sé por qué sea, pero lamento no poder ingresar manualmente las calorías que sé que quemé. Te tienes que ajustar a lo que haya medido y por ello tolerar los errores. Por otro lado hay ejercicios que no vienen, por ejemplo a mi me gusta nadar un par de veces a la semana, y lógicamente no puedo hacerlo con el Apple Watch. No hay manera de ingresarle calorías de ejercicios no contemplados en la app y que sume a los círculos de calorías y ejercicio. Es frustrante realizar un entrenamiento y no poderlo registrar o no poder corregir cuando marque menos de lo que trabajaste.

title

De esta manera se ha vuelto parte de la rutina intentar cubrir estos círculos que si bien no hay motivo para obsesionarse, te empuja a moverte más y evitar excederte en sedentarismo. Puedes decidir omitir estos beneficios del Apple Watch y usarlo como sustituto del iPhone pero estarías ignorando lo que pienso es su mejor característica, integrarse contigo en el cuidado de tu salud. Felizmente el próximo sistema operativo Watch OS 2, que saldrá en máximo un mes y medio y promete integrar aplicaciones de terceros a la app de Actividad así como hacer el reloj más independiente del iPhone.

Lo que es cierto es que la tecnología y su integración con el cuerpo humano ha dado un gran paso con la existencia del Apple Watch mismo que pienso no se ha dimensionado. Por ejemplo, el iPhone nos abrió la posibilidad de tener una manera accesible una cámara, música, teléfono, mail, internet etc… Nosotros antes de tener uno, no alcanzábamos a dimensionar qué tanto iba a cambiar la manera en que hacíamos muchas actividades cotidianas. Hoy es imposible imaginar cómo era la vida sin un smartphone. Mi opinión es que vamos a pensar algo así del Apple Watch en unos años cuando seamos testigos de la manera en que la tecnología se va fusionado mejor con la medición de lo que pasa en nuestro cuerpo. Se ha dado el primer paso que tiene todavía muchas áreas de oportunidad, pero se va a poner muy interesante en los próximos años. Creo que llegaremos a pensar que éramos unos “salvajes” por no tener con un aparato que nos midiera y ayudara a cuidar la salud. Listo, si no lo tenías, ya tienes un buen pretexto para darte el gusto de comprarte un Apple Watch.

title

¿Necesitas pretexto para comprar un Apple Watch? Ya lo hay, la salud

1 semana con el Apple Watch: OBG888

“¿Vale la pena el Apple Watch?, yo quiero comprarme uno pero tengo muchas dudas” es la pregunta que he escuchado varias veces. Les comparto una reseña de lo que ha sido tener uno por la primera semana. Todavía no lo venden en México aunque al parecer Apple que comenzará a hacerlo el próximo 26 de julio.

Para poder tenerlo ya en mi poder tuve que pedir mi Apple Watch online desde el primer minuto que fue posible en la tienda de USA, eso fue a las 3 am horario de México. Hubo que utilizar forzosamente la tienda de ese país y pedir que fuera enviado a una dirección dentro del mismo. Lamentablemente por un tema bastante tonto anularon mi orden ya que la dirección que puse para cobrar en México no era aceptada. Trágica situación ya que los tiempos de entrega del nuevo preciado gadget iban aumentando exponencialmente con el paso de las horas.

title

Finalmente volví a meter el pedido por dos Apple Watches, uno para mi y otro para mi novia. El mío todavía sigue sin ser entregado, es decir han pasado casi dos meses y Apple no ha podido hacer la entrega. En tiendas de USA ya es posible comprar un Apple Watch pero han asegurado que el modelo que yo solicité no estará disponible hasta que se hayan hecho todas las entregas de los pedidos online. En teoría llegará en la primera quincena de julio… quién sabe.

El Apple Watch de mi novia llegó esta semana y amablemente me está permitiendo utilizarlo en lo que llega el mío. Yo solicité el de gama media en Space Gray de 42“. El de ella es el de 38” también de gama media con el extensible rosa. Felizmente pidió también un extensible negro que es con el que estoy utilizando el reloj (por más fanboy que sea me niego a ir por la vida con un extensible rosa).

Gracias a la bondad de mi novia he podido utilizar su Apple Watch prácticamente por una semana y ya hay algunas impresiones por compartir.

title

Lo primero que me llamó la atención fue el tamaño. Siempre tuve miedo de que fuera muy tosco o demasiado ancho. Si bien no es un reloj plano, mis temores fueron olvidados al ver que tiene un tamaño muy adecuado para poder interactuar con él sin ser estorboso. La letra se puede hacer grande y la pantalla es nítida, prácticamente retina display, aunque chica.

Estoy usando el de 38“ ahora pero creo que es un tamaño ideal para una mujer. Los hombres creo que deben ir sin duda por el de 42” que va más con un semblante masculino. Aún así, la versión pequeña no se ve mal en un hombre ya que muchos relojes son de ese tamaño. Sólo pienso que si tienes la duda de qué tamaño y no los has visto, habría que ir por el de 38“ si eres mujer y 42” si eres hombre. Sin embargo cada gusto es diferente y precisamente de eso se trata el Apple Watch, escoger uno que se adecué a tu personalidad y estilo. Será quizá el aparato que más carga de empatía debe tener contigo porque es algo muy personal que tendrás literalmente acompañándote todo el día. Por lo cual la mejor opción si tienes dicha posibilidad, es verlos en persona y hacer una elección en términos de presupuesto y gusto.

Les confirmo que si compran el Apple Watch en USA, lo podrán usar perfectamente en México o en cualquier otro país. Se puede configurar para usarse en español tanto en lo que veremos en la pantalla como el idioma del dictado. Por lo cual, no te preocupes si te compras uno fuera de México; funcionará igual y la garantía de Apple es internacional por lo que localmente te pueden apoyar si hay alguna falla. Pensando que es la primera generación de producto yo decidí meterle 69 dólares más por tenerlo con Apple Care. Creo que vale la pena hasta que probemos qué tanto se descompone. En cualquier caso el Apple Watch es un aparato que tiene un costo que para muchos resultará con toda razón elevado para el beneficio que propone.

title

El Apple Watch viene configurable para la mano en que quieras usarlo. Era de mi particular interés saber esto porque en todos los promocionales sale gente usándolo en la mano izquierda. Yo soy zurdo y me gusta usar el reloj en la mano derecha. Les confirmo a quienes tienen dicha preocupación que es perfectamente factible hacerlo. Se configura para cualquier mano e incluso te da a escoger de qué lado quieres tener los botones laterales. Es decir puedes usar cualquier configuración entre mano y lado de botones.

Desde que tengo smart phone me di cuenta que no era necesario usar reloj. Hace ya varios años que no uso reloj en mi muñeca. Por lo cual ponerme uno fue para mi de entrada un sacrificio. Estaba acostumbrado a no sentir el peso de un reloj en mi brazo y aunque el Apple Watch no es pesado, sí se siente. Si dejaste de utilizar reloj y estás como yo pensando que ello cambiará con el Apple Watch vas a sufrir un poco. El cambio se siente y no es agradable. Pienso que si estás acostumbrado a usar reloj, no tendrás problema alguno ya que no pesa más que un reloj convencional de dichas dimensiones.

La configuración es muy sencilla, el mismo Apple Watch te va diciendo pero también hay que saber que es una compra inútil en caso de no haber tener un iPhone. El reloj es por ahora una extensión de tu iPhone y no un aparato independiente. Si tienes otro tipo de smart phone definitivamente el Apple Watch no es para ti porque simplemente no podrá enlazarse. El enlace se realiza escaneando con el iPhone un dibujo que muestra el reloj desde la aplicación que obligatoriamente Apple ha metido a nuestros iPhones desde la pasada actualización de iOS.

title

A una semana de uso hay todavía mucho por explorar pero tengo que decir que no ha cambiado mi vida de manera milagrosa. Creo que de los aparatos que he utilizado de Apple, es éste el que se siente más como un producto complementario a un iPhone sobre algo autónomo. Al parecer eso va a cambiar muy pronto con la actualización del sistema operativo pero al momento es así, es una extensión de tu iPhone.

Tenía también algún tipo de inquietud respecto a los zumbidos o pulsaciones en la muñeca como notificaciones. Pierde cuidado, cuando llega algo, efectivamente el Apple Watch lo notifica con una vibración que se siente pero no es invasiva. No la percibí exagerada y tampoco imperceptible; creo que tiene el balance perfecto, aunque claro, si las notificaciones que estás recibiendo son muy recurrentes esto va a resultar molesto.

¿Para qué lo he usado además de ver la hora?

title

Principalmente le he encontrado dos utilidades inmediatas. La primera es recibir mensajes de iMessage. Es genial poderlos ver desde ahí y contestarlos. La segunda ha sido una agradable sorpresa pero Siri funciona de maravilla en el Apple Watch. He podido solicitarle información, recordatorios, agendar reuniones… muy bien. De Whatsapp y Facebook messenger podrás ver las notificaciones pero no interactuar. En el caso de Twitter pude responder a un tuit pero básicamente es eso.

Lo anterior nos lleva a algo que me tiene gratamente sorprendido y es la gran eficacia que tiene el Apple Watch para escribir lo que dictas. Siempre que no utilices palabras en inglés o mensajes tremendamente complicados, el dictado y por ello Siri, entienden muy bien lo que dices. Esto era algo muy necesario porque realmente es la única forma de comunicarte con él para ingresar información. No es posible al momento escribir caracteres salvo dictando las palabras. Me alegra mucho que funcione a la altura de las expectativas.

También lo he usado para pedir un Uber y es una maravilla. Rápidamente puedes solicitarlo y puedes ver qué tanto falta para que lleguen por ti. Te dará una notificación en el momento que se vaya acercando.

title

El Apple Watch es una excelente herramienta para dar seguimiento a tu actividad física. Incluso con su existencia se inaugura una nueva aplicación de Actividad en donde con círculos el reloj intenta decirnos qué tanto nos hemos movido con tres criterios. El primero es qué tantas veces te has parado en el día, el segundo cuántos pasos has dado y el tercero cuánto ejercicio has hecho. Todavía el potencial que encierra para medición de actividad creo que dista mucho de ser alcanzado pero veremos grandes avances sin duda en este sentido conforme pase el tiempo.

Algo que hice de inmediato fue retirar los recordatorios para pararse. No era posible estar concentrado en mi trabajo y que el reloj me estuviera diciendo que me parara cada rato. No creo morir o engordar demasiado por eso pero no quiero que el aparato me esté presionando. La parte de los pasos al parecer funciona muy bien y procura que logres llegar a objetivos que tú mismo puedes poner de cuántos quieres dar en el día.

Para la tercera parte de esta aplicación ya lo he utilizado para hacer ejercicio. Aquí hay algo bueno y algunas cosas malas. Lo usé primero para hacer bicicleta elíptica; es fácil ya que hay una aplicación que se llama Workout en la que indicas que vas a hacer ese ejercicio y manda los resultados a la de Actividad, dándote crédito para llenar el tercer círculo. Antes de empezar la rutina tienes que especificarle qué tipo de ejercicio harás, hay desde carrera, remos etc, y por supuesto; bicicleta elíptica.

Tuve un par de frustraciones al momento de hacer ejercicio; la primera fue que el reloj no me marcó las mismas calorías quemadas que la elíptica; me puso un 30% menos y ello no me gustó. Me parece muy negativo que al momento uno no pueda poner las calorías que realmente hizo y dependas del reloj para medirlo. Tampoco si por ejemplo como yo, te gusta nadar. Normalmente nado 1.5 km y no hay manera de sumarlo a la aplicación de Workout. Por ahora no hay posibilidad de hacer ajustes, pero al parecer en la siguiente versión de sistema operativo, aplicaciones de terceros podrán sumar en la app de Actividad. El otro problema que encontré cuando utilizas Workout es que la batería se drena mucho mientras estás entrenando. Haciendo 40 minutos de bicicleta elíptica me habré bajado entre el 15–20% de la batería. Eso no me gustó.

title

¿Cómo lo ves de funcionalidad?

Hablando de batería, efectivamente es como Apple lo indica; el Apple Watch dura un día completo. Ningún día, incluso cuando hice ejercicio con él, se me acabó en la noche. Lo más que he llegado (23:00 horas) es a que se quede en 14%. Me di cuenta sin embargo que la batería baja mucho en función de las notificaciones y vinculaciones que tengas de aplicaciones. Sobretodo en este momento que no es independiente y que alguna energía se gastará cada vez que el iPhone le informa que tiene una notificación.

Es aquí donde hay un buen tip. Al principio el Apple Watch te propondrá sincronizar todas las aplicaciones que tengas en el iPhone y que puedan ofrecer su versión en Apple Watch. No hagas esto. Si lo haces, el reloj no sólo se agotará de batería, sino que además no dejará de estarte notificando por cada tontería que pase distrayendo inútilmente tu atención. Por lo cual mi consejo es decirle que no sincronice todo y ya serás tú quien elija cuáles deben estar. Eso no sólo ahorrará batería sino que además molestas interrupciones que no son necesarias. Personalmente yo lo dejé para que me mencionara cuando alguien me nombran en un tuit, mi aplicación de tareas y iMessage. Le quité Whatsapp porque eran demasiadas y no hay manera de seleccionar qué conversaciones efectivamente quieres que salgan en el Apple Watch (o no sé cómo hacerle al momento).

El Apple Watch es completamente funcional pero da la impresión que con la siguiente actualización del software quedará como originalmente fue planeado. Es algo molesta su dependencia del iPhone pero con el tiempo uno empieza a verlo “normal”.

¿Me recomiendas comprarlo?

title

Como siempre a esta pregunta hay varios “dependes”. Primeramente entender que a diferencia de otros aparatos nuevos que ha sacado Apple creo que éste es el que menos va a cambiar tu vida. Si tienes dinero y ganas de comprarlo, hazlo pero no esperes maravillas. Si estás recortado de presupuesto y va a implicar sacrificios fuertes en tu vida, piénsalo dos veces; no parece haber gran crisis por no tenerlo. No pierdes grandes cosas que seguramente empezarán a suceder en el futuro y en siguientes versiones.

Yo recuerdo muy bien cuando salió el iPad que todos decían que no valía la pena porque era un “iPod-zote”. Aquellos que tenían laptop no entendían para qué lo querían si ya tenían un smart phone y viceversa. El éxito del iPad ha sido rotundo como un dispositivo independiente y que se hizo lugar entre los consumidores. Al ser la primera generación de Apple Watch todavía no tenemos el panorama completo de qué va a lograrse con él. Si me preguntas si va a solucionarte algún problema que no resuelvas hoy con tu iPhone, la respuesta es no; nada nuevo. Sin embargo, muchas actividades se podrán hacer de manera más simple usándolo. ¿vale la pena invertir el dinero y tener otro aparato más para llevar contigo? Pienso que si eres fanático de la tecnología hay que considerarlo. Particularmente porque hay que empezar a entenderlo y a conocer su potencial. Así cuando este nicho de mercado evolucione, estarás preparado para aprovechar su potencial. Para la mayoría de la gente, lo anterior no puede ser una razón válida ya que están interesados en integrar la tecnología de una manera más progresiva, sobretodo porque requiere una fuerte inversión económica.

Otro factor que juega como nunca es la moda y perspectiva “fashion”. La verdad que se ve muy padre, pero siendo de los primeros en México en portar uno, nadie se percató que lo traía. Quien se dio cuenta es porque vio que lo puse en redes sociales pero no llamó la atención de nadie. Si eres un aficionado a usar relojes para complementar tu arreglo, el Apple Watch no decepciona, creo que se ve muy bien además de que lo puedes personalizar para diferentes momentos con los extensibles.

Hay que considerar también que tienes que tomarte el tiempo de aprender a usarlo y “forzarte” un poco a realizar actividades con él. Al principio lo más sencillo será sacar el iPhone y hacerlo, pero si sobrevives la curva de aprendizaje comenzarás a ver los beneficios.

En resumidas cuentas puedes considerar comprarlo pero tienes que verlo como una extensión de tu iPhone. No habrá nada nuevo que traiga a la mesa, sin embargo contestar una llamada desde el reloj es muy padre, te sientes en el futuro. Muchas de las actividades que haces con tu iPhone simplemente se vuelven más prácticas pero nada que no podías hacer antes. Lo que veo claramente es un potencial tremendo como lo tuvo quizá el iPad hace unos años. Todavía no vemos todo lo que se va a poder hacer con el nuevo Apple Watch. ¿Lo quieres comprar? lo primero que tienes que aceptar es que no es necesario en tu vida, es un capricho y puedes decidir merecerlo.

___________
Contacto:
@OBG888

title

1 semana con el Apple Watch: OBG888

¿Te vas a comprar el Apple Watch?

Mucha gente me pregunta esto, quieren saber si el sonado nuevo aparato de Apple vale la pena. La verdad es que en el Apple Watch todavía no hay expertos en el tema. Nos tenemos que confiar de lo que se lee de los pocos periodistas de tecnología que lo han podido conocer en los eventos de Apple. Muchos estamos con una alta expectativa sobre este nuevo producto porque en anteriores ocasiones, Apple ha revolucionado mercados que no sabíamos que existían hasta que nacieron sus productos.

Intento comparar mi sentir cuando vi el iPhone o incluso el iPad, y el sentimiento no es parecido. Cuando Steve Jobs hizo la presentación de estos exitosos productos de inmediato supe que los quería y cómo me iban a ayudar en mi vida diaria. Incluso lo tuve claro con el iPad que costaba trabajo entenderlo, ya que el pensar de muchos era ¿para qué lo quiero si tengo un iPhone o una laptop? Para mi fue claro el espacio que ocuparía en mi vida y cuando pude, no tuve duda y me compré uno. El iPad para mi ha probado ser un aparato que mejoró la experiencia de realizar actividades que ya tenían solución en mi vida con otros aparatos. Tal es el caso del Apple Watch, pretende mejorar lo hacemos hoy con un iPhone, es decir tener tecnología poderosa y amigable a nuestra disposición inmediata.

Confío mucho en Apple porque la experiencia me ha enseñado que sus productos funcionan y se hacen un espacio en mi vida diaria que se ve mejorada por su tecnología. Son innovadores retando tendencias y ello me gusta, sin embargo, a diferencia del iPhone o iPad no lo veo tan claro ahora. Todo suma, y los beneficios de tener algo tan portátil son evidentes pero pagar lo que implica, ¿realmente viene a mejorar algo significativo en mi vida? No solo es su costo sino integrar un nuevo aparato en un espacio que no necesito.

Una primera barrera es el simple hecho de haber sido muy feliz sin tener que usar reloj en mi muñeca. Hubo un día hace algunos años que me percaté que era reiterativo tener un reloj en mi muñeca para conocer la hora. Dicha información siempre estaba al alcance de mi vista en mi celular, en mi carro, en mi computadora, en la cocina etc. Era raro no tener un reloj siempre disponible por lo que decidí quitármelo y vivir sin esa “atadura”. Desde entonces no he sentido la necesidad de usar uno.

El Apple Watch viene a cambiar eso, implica un aparato que contradice mi anterior razonamiento sobre el uso de algo en mi muñeca. Claramente entiendo que el Apple Watch es un reloj tanto como el iPhone es un teléfono, es decir, servirá entre otras cosas para dar la hora, pero hace muchas otras operaciones que un reloj convencional no hace (como el iPhone, hace llamadas pero cada vez es lo que menos importa). Ahora, ¿lo nuevo que trae el Apple Watch es suficiente para hacerme usar un reloj otra vez? Tengo serias dudas sobre ello pero confío en Apple, y creo que el Apple Watch debe recibir una oportunidad de sobrepasar esa barrera y salirme de mi área de confort. Apple ha demostrado más de una vez que analiza muy bien las tendencias y aun cuando el producto que proponen no es totalmente clara su funcionalidad, el tiempo les da la razón. Es posible que encierre un gran potencial para su uso y ello me divierte mucho. Me interesa entenderlo y retarlo a mejorar mi vida.

La siguiente barrera que tengo es sobre su efectiva relación costo-beneficio. Este aparato viene a mejorar algo que quizá no necesita mejora. La portabilidad informática la tengo suficientemente cubierta con un iPhone. Desde luego se me hace increíble poder contestar una llamada o mandar corazones con un reloj, pero ¿vale la pena? No sé, es sumar otro aparato, llevarlo conmigo, acordarse de cargarlo etc… ¿para qué? No me cierro, pero me cuesta trabajo entender cómo va a mejorar lo que ya tengo en términos de portabilidad. Se pagará por la posibilidad de no tener que sacar mi iPhone para hacer algo; estamos hablando de sacar del bolsillo un aparato y verlo, no es tardado ni poco práctico, ¿estaría padre? sí, mucho. pero no sé si vale la pena pagar el dinero por tener esto.

Tal parece que a la ecuación de decidir usarlo hay que considerar un importante factor que no era particularmente relevante en otros productos. Esto es el estatus simbólico que representa tener uno, es decir un producto de tecnología-lujo que pocos pueden tener. Apple Warch no sólo es un aparato de productividad como antecesores de Apple, sino un accesorio que además se luce en todo momento ya que siempre está a la vista. El iPhone o iPad son personales y artículos que han crecido por su funcionalidad más que por dar un estatus o moda a sus poseedores. El Apple Watch parece que trae una propuesta de valor con funcionalidad, pero también un distintivo para reflejar un mejor estatus o nivel socioeconómico.

Para mi Apple siempre fue una compañía que ponía tecnología inimaginable a un precio no barato, pero pagable para la mayoría. Cuando salió el iPhone no hubo versión de oro de 18 kilates. Su argumento se fundamentó en pragmatismo, utilidad y algo de moda, pero en Apple Watch es distinto, me parece que moda tiene una carga más fuerte. Sin embargo entrar al mercado de los relojes lo exige, la gente que compra relojes caros existe y no será el primer accesorio cuyo precio supera los 10,000 dólares. En el mundo de la tecnología estamos mas acostumbrados a comprar pragmáticamente que con el sentimiento. Por ello el razonamiento es complicado y a los más fanáticos de la tecnología nos pesa más el “¿para qué va a servir?” sobre el cómo nos va a hacer lucir en la sociedad.

En mercadotecnia no es normal que alguien conscientemente acepte que hace una compra por estatus pero el mercado de la gente que lo hace existe y es muy importante. El mercado de gente que paga más por lo mismo tiene una función más allá de generar dinero, ¿para qué sirve a Apple un Apple Watch de oro que pocos van a comprar? ¿Venderán muchos? ¿Será la versión que más dinero le deje a Apple? La respuesta es no, claramente no van a vender muchos y aunque los productos de Apple tienen muy buen margen, sus grandes ganancias las han logrado por el volumen de productos que logran vender. Para el Apple Watch de oro es evidente que no se esperan altos números de ventas en la versión de oro pero entonces, ¿qué significado tiene su existencia sino harán tanto dinero por volumen? Sencillo; al existir incrementa el valor de la versión que si bien tiene un precio alto, es pagable para los mortales. En resumidas cuentas nos genera a los consumidores una cortina de humo para valorar un producto que cuestionamos pragmáticamente en su propuesta de valor.

El Apple Watch de cualquiera de los materiales que anuncian hace exactamente lo mismo desde el punto de vista funcional, es decir, tecnológicamente da lo mismo si compras el barato o el ultra caro, pero no representan lo mismo a nivel de sociedad. ¿Funcionará la técnica? Yo creo que sí. El beneficio de la existencia de una versión tan premium como la de oro en un mercado que no entendemos genera valor en las versiones más bajas en costo. Incluso te hace sentir inteligente por no haber gastado “de más” por un mismo beneficio. Es muy posible que si no existiera el modelo aspiracional, nos cuestionaríamos más el precio generando más dudas al impulso de comprarlo.

¿Me gusta este método de marketing como fan de Apple? No, la verdad que no me late, pero creo entenderlo como mercadólogo. Para entrar a nuevos nichos hay que romper paradigmas y estereotipos. Apple ha tomado la decisión de entrar al mundo de los relojes y lo está haciendo poniendo sus reglas en un mercado que ofrece oportunidades por su propia dinámica, que en este caso, es el peso de la generación de estatus en la compra.

Finalmente, ¿lo voy a comprar? Sí, me interesa mucho entenderlo y estudiarlo. En mis cabales no me interesa vender estatus o un mejor nivel socioeconómico (y menos con la inseguridad en nuestro país). Veo clarísimo llegar a una reunión y a la gente preguntando si es el Apple Watch. Tal como sucedió con el iPad; todo mundo le sacaba de onda que en reuniones en lugar de una libreta o laptop llevara mi iPad. Hoy todos ven una tableta como algo normal, ya no impresiona a nadie tener un iPad. Pienso que lo mismo va a pasar con el Apple Watch en unos dos o tres años.

Me intriga del Apple Watch el potencial que encierra para aplicaciones de salud y medición de rendimiento deportivo. Pienso que este aparato servirá mucho en el futuro para conocer y medir el cuerpo humano. Al momento será el aparato con más tecnología que físicamente se integra con una persona y a su estilo regular de vida. Como investigador de mercado también despierta mi interés lo que se podrá hacer en estudios de mercado de hábitos y consumo que difícilmente se pueden hacer sin ser invasivos.

Para los deportistas veo una herramienta que permite medir con gran efectividad el rendimiento. También será muy útil para quienes aunque no sean deportistas profesionales quieren conocer sus progresos en el terreno físico. Me parece también que en el plano médico empezaremos a oír historias de éxito en donde un Apple Watch comunicó una emergencia o notificó a su dueño una alarma que previno una tragedia. Veremos cambios, no hay duda y pienso que efectivamente hay un espacio para este producto que se abre paso retando lo la portabilidad y efectividad del smartphone.

¿Me recomiendas comprarlo? Un tema imprescindible a saber es que para que funcione tienes que tener un iPhone, no funciona si tienes otro smartphone. Al momento no tengo más que ideas ya que nunca he visto o tocado uno. He leído mucho sobre el tema y he escuchado la opinión de la comunidad de expertos en Apple. Si decides comprarlo espera de antemano que el próximo año haya una versión mejorada; seguramente más delgada y poderosa.

También es valido retar su funcionalidad en tu vida sobre lo que ya resuelve tu smartphone. Es decir, el primer paso para decidir comprarlo es darte cuenta que no lo necesitas, que ya resuelves con los aparatos que actualmente tienes, todo lo que viene a sumar el Apple Watch. Si lo compras no es para hacer cosas nuevas, vas a poder hacer algunas cosas que ya resuelves con tu smartphone pero de manera diferente y con una mejor experiencia. Es válido tener tener curiosidad o interés por mejorar tu experiencia y explorar este producto. Finalmente, no es mi caso pero ¿por qué no? quizá también seas un interesad@ en moda o estatus y claramente este aparato aportará como ningún otro a complementar ese interés.

Cuando tenga uno en la mano (literalmente) les platicaré mi experiencia y recomendación, sin embargo por ahora les dejo las anteriores reflexiones preliminares que pueden ayudarles a tener una idea sobre este producto que no puedo esperar por usar y analizar.

¿Te vas a comprar el Apple Watch?